Ana Istarú

Publicado: mayo 8, 2017 en poesia
Etiquetas:

Costa Rica – 1960

En un principio

 

En un principio era mi madre,

caverna tibia y redondeada,

cuna de carne florecida,

rincón bañado de pulsaciones,

cascada de sábanas almidonadas.

 

Y en un principio era mi padre,

huerto de helechos bajo la luna,

sangre clara de amor en las ventanas

contra su cuello de lumbre.

 

Entonces le crecí, ramazón suave,

como un vientre intenso

sobre su vientre.

 

Y la vida me despertó

en el país lejano del suelo

con el olor que brota de los troncos

y las manos que descuelgan ropa en los patios,

cuando la lluvia revienta

sobre octubre,

caballo inmenso y desbocado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s