Jorge Boccanera

Publicado: mayo 8, 2017 en poesia
Etiquetas:

Bahía Blanca, Argentina -1942

Espejito de mano

 

Mírate bien, hoy eres

una cara de trapo al fondo del aljibe,

un perfil oxidado que ondea bajo el agua.

Te advertí, te lo dije,

el espejo, ese imbécil, compra muebles usados

y trabaja en el rostro con cuchillos sin filo.

Mírate bien, hoy somos

el ladrido del viento, te advertí, te lo dije,

es un sepulturero que cobra como artista.

Seguro ya te olió.

Su corazón helado

vende casas de polvo en los despeñaderos.

Mírate bien, hoy eres

un hospicio, un extraño,

reverso de una imagen que se repite y dice :

uno de los dos está muerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s