Laura Yasán

Publicado: junio 16, 2015 en poesia
Etiquetas:

Buenos Aires, Argentina – 1960

isis cantando

tarde en la noche canta una mujer

arde en tequila

un animal corriendo por la súplica

de los ojos le sube

la maravilla rota de estar lejos

tiembla un corrido

ella quemada en la belleza

su voz abre una grieta para salvarnos de esa luz

colgada en el sedal de su memoria

le sale una mujer cautiva de la muerte

trae en los dedos

la condición bestial de quien ha vuelto

a rozar la alegría

y el tiempo es una piedra que nadie moverá

una mujer cantando

daga en el corazón de tenochtitlan

todo lo que ella nombra es condenado

a ser parte del mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s