Dardo Dorronzoro

Publicado: abril 29, 2015 en poesia
Etiquetas:,

San Andrés de Giles, Argentina – 1913- secuestrado por la dictadura cívico-militar en Luján el 25 de junio de 1976.

El hombre libre

Estaban los dos hombres en un calabozo.

—¿Por qué estás preso? —preguntó uno.
—Porque soy libre —contestó el otro.
—¿Y qué es la libertad?
—La libertad no existe, como no existe el hombre. Sólo existe el hombre hambriento y el hombre libre.
—¿Y qué es ser un hombre libre?
—No decir y no hacer lo que los hombres libres quieren que uno diga y haga.
—¿Y si te obligan?
El hombre libre se rió.
—Precisamente —dijo—, ahí está la fuerza del hombre libre. Nadie puede obligarlo a decir ni hacer lo que no quiere.
—Sin embargo —dijo el otro—, ahora, por ejemplo, te obligan a no estar con la mujer que amas.
—¿Y quién te dijo —contestó el hombre libre— que no estoy con ella?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s