Gustavo Pereira

Publicado: enero 22, 2015 en poesia
Etiquetas:,

Punta de Piedras, Venezuela- 940

La partida

Como quien pesa cada minuto de su funeral para repartirlo en pedazos

reina un tiempo de horror trajeado de fulgores

un tiempo meticuloso como analista imperial

a cuyo cerebro trepan cada noche enemigos

un tiempo entreabierto al engaño al azufre y al lodo

un tiempo en litros de veneno

dispensados como se ofrece una rosa

un tiempo de bebedores tristes y de navíos desmantelados bajo

las estrellas

un tiempo de metales erigidos para tapiar todo sueño

un tiempo deshonrado por el pozo sin fondo de tránsfugas en pena

un tiempo en música de rock ahogado en su arrebato un tiempo

acariciado sólo por los amargos un tiempo de fantasmas sin sombra

un tiempo gastado y transitorio ausente de toda pradera recién

amanecida

un tiempo implantado a golpes de grito y de metralla

Espesándose vaciándose quebrándose desciende hacia su tumba

porque la vida le ganará la partida.

                                                                                                                                                                                   en Equinoccial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s