Tomás Borge

Publicado: octubre 4, 2014 en poesia
Etiquetas:

Nicaragua – 1930 – 2012

Verano del marine

Las cenizas devoran
el cielo
y las pestañas
Los niños juegan
con sus juguetes rotos
entre charcos de estrellas
Los muertos se levantan
para esculpir perfiles
con la señal de la ira
Su castigo final
será que no esté muerta la luz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s