Gabriel Impaglione

Publicado: octubre 4, 2014 en poesia
Etiquetas:

Argentina

Codicia

 

 

Diluvio de óxidos donde barca alguna salve nada

agua roja de tajo de cañón y de billete

agua roja para la amapola y los grillos

agua roja para el niño y la mujer y para el río

sobre todas las casas y los campos

sobre cada paloma y cada palmo de ay y de socorro

un diluvio caliente de óxido con hueso quemado

sobre tierra dividida       sobre manos caidas

colibríes peces algodón      manzanas

sobre cada refulgencia ahogada en sí misma

sobre silencio fragmentado y alertas inútiles

sobre las hojas de los diarios impunes y los impunes

sobre las huellas en la arena y la hierba de las plazas

un diluvio caliente de terminante óxido

alzando vapor de hachas     bocas rotas

sobre el viento de piedra     de maquinaria negra

sobre refugios        llantos refugiados

diluvio caliente de terminante óxido oxidófago

que completará la nada hasta que polvillo luego

como larga noche lenta y muerta

se acumule espeso brutal     lleno de dientes

asfixie el sueño del humus       borre cauces

grietas   senderos         cada vestigio de la historia

hasta establecer su gobierno de oquedades

el hueco de la metáfora destruida..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s