Gustavo Pereira

Publicado: agosto 9, 2014 en poesia

 

Punta Piedras, Venezuela – 1940

Palestina

 

Lo que solloza a nuestro lado es sólo imaginación

 

Saltan los niños en pedazos pero la muerte no existe

 

Ruedan los corazones en bocanadas de sangre

pero no es más que el atardecer

 

Oh maligna escenografía de lo eterno Espacio del dolor

 

Nada sosiega el agobio

pero el llanto no existe

 

Bajo los cuerpos fluyen cuerpos de insectos ávidos

y sobre los cadáveres trazan Los Escogidos

                                                                              la Tierra Prometida

 

De ellos será el Reino

         del Espanto de Oro

 

No tendrán otro rostro que la muerte

 

Pero la muerte no existe no existe

                                                         No existe

No existe más que en la imaginación

 

Oh despreciable treta de la inclemencia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s