Arturo Corcuera

Publicado: agosto 9, 2014 en poesia

 

Trujillo, Perú – 1935

Marcha fúnebre a la Franja de Gaza

 

Asoman llorando de sus cenizas

los niños judíos de los campos de concentración,

salen para defender con su muerte

la vida de los niños palestinos de Gaza,

van arrastrando su orfandad y sus juguetes rotos;

de los hornos crematorios de Auschwitz

los ancianos desnudos y esqueléticos,

marchan a Gaza con sus huesos al hombro,

calcinados y cabizbajos;

los refugiados, ocultos bajo las piedras,

asoman a la luz y enloquecen

al descubrir los nombres de sus verdugos

que matan en nombre de Yavé:

 

Shimón Peres presidente del Estado de Israel [ Premio Nobel

de la Paz. Ahora la historia lo condena ]

Ehud Olmert primer ministro [ celebra las matanzas ]

Ehud Barak ministro de defensa [ de la tribu Isacar ]

Gabi Ashkenazi jefe de Estado Mayor [ la svástica parpadea

en su sangre ]

Moshé Katsav Ministro de Estado [ no perdona niños ni

ni mujeres ]

Tzipi Tlvnila la canciller [ émula de Jael ]

Saúl Mofaz ministro de transporte [ de armas letales ]

Avital Leivovitz portavoz de los partes de guerra

Max Reger portavoz del primer ministro

encargado de dar la cifra de palestinos muertos.

Llueve fósforo sobre Gaza

llueve misiles

llueve tanques

llueve plomo fundido;

Ana Frank sollozando sale del desván oscuro,

registra los nombres en su Diario y en la última página escribe:

“La franja de Gaza es un enorme horno crematorio,

donde retrocedemos al Holocausto para volver a morir”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s