Juan Calzadilla

Publicado: agosto 1, 2013 en poesia
Etiquetas:,

Altagracia de Orituco,Venezuela – 1931
27 de febrero (1989)
Tambores de sangre
Este es mi país
Patria del humo

Miro el paisaje piadosamente
veo como está dividido en dos por la carretera que avanza en medio de la sabana incendiada
por sus cuatro costados. A la izquierda y a la derecha en primer plano
y al fondo, entre los pajonales las llamas avanzan. Y una gruesa columna de humo
cuelga de la nube remota
como de un gancho de carnicería.
Sólo la carretera no está en llamas.
Luce en medio del incendio limpia de culpa. Desde ella, como desde un mirador,
de lado y lado a mi pobre amado
país se contempla. Algo comparable sólo lo he visto en los cuadros de batallas
por la independencia.
Pero, ay, aquí ninguna de éstas se ha librado

Antología 27F, 27 F, poesía, memoria y revolución

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s