Piero de Vicari

Publicado: julio 8, 2013 en poesia
Etiquetas:, ,

Argentina – 1963
La independencia y su jinete

En la llanura cubana de Dos Ríos
las gotas de lluvia
parecen dibujar el sudor del verde.
Un caballo recorre su espesura
sin percibir que las balas entran en un cuerpo
para restarle vida a la vida.
Soy el amor, soy el verso
dirá su jinete.
El animal vuelve al campamento
pero el jinete, que es poeta, queda
en la tierra que lo vio nacer
como esa rosa cultivada en las antípodas…

La poesía es la lengua
de lo subjetivo permanente, dirá Martí
y cada vez que lo dice,
las balas florecen en su pecho
como florece la libertad
en el corazón de los hombres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s