Edmundo Aray

Publicado: mayo 27, 2012 en poesia
Etiquetas:,

Mérida, Venezuela – 1940

No me quieras
Húsar
Archivadora
Coronela

Ni adorada Manuelita
porcelana iridiscente
hálito mortal

Ni divinidad hecha mujer
ni mucho menos
dueña de tus sueños

Quiérame tu daga
que de invulnerable
no tengo nada.

de Versos de Manuela, Colección Sur Poesía, La Habana, 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s