Miguel Barnet

Publicado: enero 22, 2012 en poesia
Etiquetas:, ,

La Habana, Cuba – 1940
Peregrinos del alba

Extranjero, tú que no pudiste ver los ahorcados,
abuelos, padres, alucinados alguna vez, constructores
del marfil en Ifé o Benin, príncipes amurallados.
Tú que no puedes imaginar este mar lleno de muertos
este país como una obscena laguna,
como un umbral de maliciosos recuerdos.
Quiero que conozcas la impiedad del yugo
que te avergüences también
de la sangre aminorada

Escucha, extranjero,
sé tú mi única ventura
déjame darles a estos ojos un sosiego
a este remordimiento una salvación
acompáñame hasta el amanecer.
Te parecerá mentira una isla así tan sola
y estos peregrinos inaugurando el alba siempre.

De Dice Ifá y otros poemas

Anuncios
comentarios
  1. Siempre he dicho que para conocer la historia de los pueblos debemos de seguir el hilo de la palabra en poesía la cual nos dibuja una crónica llena de circunstancias, nos pone el corazón en la boca, en la palabra se dibuja la huida, nos hace sentir la pesadilla de la locura, nos dibuja el pasaje de la muerte, nos saca lagrimas sin esfuerzo alguno recreando actos de violencia, entre ironía, sarcasmo e hipocresía vemos pasar el odio, la envidia, la traición, el tradicional frío del yugo el cual nos dice que somos esclavos, nos engulle despacio en el olvido creciendo la laguna tras el martirio, tortura, discriminación, exilio, prisión, aprendiendo a sentir la sangre en nuestras venas para ver el calvario de la muerte, pasos lentos al sepulcro. Muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s